Tecnología: El camino para Transformar la Educación

El gran reto en la actualidad es generar interés en los alumnos para que aprendan más por medio de la tecnología.

 

 

Compartir conocimientos y experiencias para preparar mejor a los alumnos. Esa es la motivación principal de Amparo Silvestre para dedicarse a la enseñanza. Amparo es docente en México a nivel medio superior y enseña Informática a los alumnos para que se gradúen como Ingenieros Técnicos.

Para ella, el gran reto en la actualidad es generar interés en sus alumnos para que aprendan más por medio de la tecnología. Sus alumnos son nativos digitales, utilizan tecnología para jugar, crear y consumir contenido, y comunicarse, y ese paradigma ha vuelto más complicada la labor de los docentes, ¿Cómo enseñar con tecnología a quien ya la utiliza de manera fluida?

“La tecnología no sólo sirve para jugar, también sirve para crear cosas y aprender”, menciona Amparo, que ha implementado diferentes proyectos en su aula en los que la tecnología juega un papel fundamental para que los alumnos aprendan a hacer más y que adquieran habilidades del siglo XXI.

Gracias a la tecnología, sus clases son más dinámicas y atractivas para sus alumnos.

La tecnología como habilitador, no como solución

Cuando se piensa en educación, la tecnología no es un fin, es un medio. El desafío es pensar cómo aprovechar la tecnología para mejorar el proceso educativo y preparar mejor a los alumnos. “Debemos impulsarlos, motivarlos, para que le tomen cariño a la tecnología”, comenta Amparo, consciente de que impulsar y motivar a los alumnos de manera correcta, es el camino para que los alumnos salgan mejor preparados para el futuro.

Y si miramos al otro lado del aula, los alumnos también enfrentan retos en esta época en que la tecnología avanza a gran velocidad. Para Iván Cortéz, estudiante de Ingeniería en Tecnologías de Información y Comunicaciones, el reto para los estudiantes, y también para los profesores, es adaptarse lo más rápido posible a lo nuevo.

“No hay que quedarse estancados, buscar lo último y estar al pendiente de las nuevas tendencias”, comenta Iván, y es que al ritmo que avanza la tecnología, es complicado estar al día en cuestiones tecnológicas.

Pero al considerar que la tecnología es un habilitador, el reto principal es tal vez cómo se va a aprovechar para que mejore el proceso de enseñanza-aprendizaje. Y esto es algo esencial a considerar si se busca transformar la educación.

Para conseguir esta transformación, es necesario apoyar y habilitar a los docentes y estudiantes con las herramientas y programas necesarios para que puedan cambiar la manera en la que enseñan y aprenden. Los docentes son el motor de cambio en la actualidad y mientras más rápido adopten nuevas tecnologías en el aula, el futuro de los alumnos, la sociedad, y los países, será mejor.

Los nuevos elementos en la transformación educativa

En la actualidad, existen muchas empresas que comienzan a apoyar esta transformación en la educación. U-Planner, empresa dedicada a la ingeniería en la educación, cuenta con soluciones inteligentes que a través de algoritmos, aprendizaje automático e inteligencia artificial; ayuda a mejorar la planificación académica, la gestión y la calidad de la educación, entre otros beneficios.

Para esta empresa, la importancia de utilizar tecnología en la educación es que ahora puede ser más personalizada, de mayor calidad, y al aprovecharla, se convierte en una herramienta fundamental para lograr una transformación exitosa en la educación.

Pero también existen otros elementos tecnológicos que pueden apoyar en la transformación de la educación. Podemos hablar de Servicios Cognitivos, para detectar falta de atención en los alumnos y cambiar el plan de clases para motivar a los estudiantes; Realidad Combinada, para manejar conceptos abstractos y hacer más visual la clase; e Inteligencia Artificial, para analizar datos como asistencias, evaluaciones, etc., y analizar correlaciones entre esos datos para predecir y anticipar cuándo un estudiante está en riesgo de reprobar o abandonar la escuela.

El factor común en la ecuación

Amparo, Iván y U-Planner tienen algo en común además de su relación con la educación. Y ese factor común es Microsoft que, bajo su compromiso de ayudar a todas las personas y organizaciones del planeta a que consigan más, tiene como objetivo apoyar a la transformación de la educación.

A través de certificaciones en habilidades digitales, Microsoft apoya a los docentes para que sean más innovadores, como Amparo, que es Microsoft Learning Consultant y Microsoft Teacher Ambassador. En el caso de Iván, él es Microsoft Student Partner, y tiene la misión de construir comunidades Microsoft en su escuela y compartir su conocimiento y pasión por la tecnología. U-Planner, es socio de negocios de Microsoft y fue nombrado, de manera reciente Mejor Partner Global de Educación gracias a sus soluciones para la educación, que están basadas en tecnología Microsoft como Azure.

A través de herramientas como Sway, OneNote, Office 365, Servicios Cognitivos como la API Emotion, la Inteligencia Artificial y la Realidad Combinada, e incluso con el recién anunciado Windows 10 S, el sistema operativo inspirado para estudiantes y profesores, y programas como Hacking STEM, Yo Puedo Programar, y muchos más, Microsoft brinda las herramientas necesarias para conseguir un cambio en la educación y mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje para preparar a los estudiantes con habilidades del siglo XXI y transformar la educación.

Registro Cerrado